imc indymedia

Los Angeles Indymedia : Activist News

white themeblack themered themetheme help
About Us Contact Us Calendar Publish RSS
Features
latest news
best of news
syndication
commentary


KILLRADIO

VozMob

ABCF LA

A-Infos Radio

Indymedia On Air

Dope-X-Resistance-LA List

LAAMN List




IMC Network:

Original Cities

www.indymedia.org africa: ambazonia canarias estrecho / madiaq kenya nigeria south africa canada: hamilton london, ontario maritimes montreal ontario ottawa quebec thunder bay vancouver victoria windsor winnipeg east asia: burma jakarta japan korea manila qc europe: abruzzo alacant andorra antwerpen armenia athens austria barcelona belarus belgium belgrade bristol brussels bulgaria calabria croatia cyprus emilia-romagna estrecho / madiaq euskal herria galiza germany grenoble hungary ireland istanbul italy la plana liege liguria lille linksunten lombardia london madrid malta marseille nantes napoli netherlands nice northern england norway oost-vlaanderen paris/Île-de-france patras piemonte poland portugal roma romania russia saint-petersburg scotland sverige switzerland thessaloniki torun toscana toulouse ukraine united kingdom valencia latin america: argentina bolivia chiapas chile chile sur cmi brasil colombia ecuador mexico peru puerto rico qollasuyu rosario santiago tijuana uruguay valparaiso venezuela venezuela oceania: adelaide aotearoa brisbane burma darwin jakarta manila melbourne perth qc sydney south asia: india mumbai united states: arizona arkansas asheville atlanta austin baltimore big muddy binghamton boston buffalo charlottesville chicago cleveland colorado columbus dc hawaii houston hudson mohawk kansas city la madison maine miami michigan milwaukee minneapolis/st. paul new hampshire new jersey new mexico new orleans north carolina north texas nyc oklahoma philadelphia pittsburgh portland richmond rochester rogue valley saint louis san diego san francisco san francisco bay area santa barbara santa cruz, ca sarasota seattle tampa bay tennessee urbana-champaign vermont western mass worcester west asia: armenia beirut israel palestine process: fbi/legal updates mailing lists process & imc docs tech volunteer projects: print radio satellite tv video regions: oceania united states topics: biotech

Surviving Cities

www.indymedia.org africa: canada: quebec east asia: japan europe: athens barcelona belgium bristol brussels cyprus germany grenoble ireland istanbul lille linksunten nantes netherlands norway portugal united kingdom latin america: argentina cmi brasil rosario oceania: aotearoa united states: austin big muddy binghamton boston chicago columbus la michigan nyc portland rochester saint louis san diego san francisco bay area santa cruz, ca tennessee urbana-champaign worcester west asia: palestine process: fbi/legal updates process & imc docs projects: radio satellite tv
printable version - js reader version - view hidden posts - tags and related articles

Indymedia: para todos, no para una pequeña secta

by Julio Carreras (h) Wednesday, May. 04, 2005 at 9:29 AM
julio-h@riseup.net 54 0385 439 0793

Por qué publiqué las reflexiones de Rubén . Lo explicaré públicamente, no a una pequeña camarilla de tipos y tipas que con sus nombres avalaron la CENSURA y REPRESIÓN, borrando inmediatamente las publicaciones que hice con argumentos basados ÚNICAMENTE en el "consenso" ...entre ellos…

Indymedia: para todo...
mordaza.jpg, image/jpeg, 200x149

En Indymedia Argentina está sucediendo lo que fatalmente ataca a cualquier emprendimiento revolucionario que se inició en la historia: el surgimiento de un pequeño grupo que toma el control de la herramienta (en este caso el sitio web) y comienza a establecer normas adecuadas a su estatura mental o conveniencias.

Los hechos sucedidos en estos dos últimos días demuestran la afirmación anterior, debido a lo cual, antes de analizarlos, los expondré:

1) Contra viento y marea, un pequeño grupo -principalmente localizado en las grandes ciudades (como siempre, en la Argentina)- ha logrado entre sí un "consenso" para establecer pautas imperiosas y excluyentes en Indymedia Argentina.

2) Un primer conato virulento de esta inclinación se dio apenas al surgir el colectivo Indymedia Santiago del Estero. Se detectó aquí un supuesto "apoyo a la intervención federal" que se salió a atacar de un modo irrespetuoso, y se apeló a todo tipo de presiones para modificar este criterio. En ese entonces, había nada más que dos personas que escribían los editoriales en Santiago del Estero: Enrique Landsman y Julio Carreras (h): yo. Por mi parte no compartí aquel editorial escrito por Enrique, donde se mostraba abiertamente favorable a la Intervención Federal, pero defendí y defenderé su derecho a expresarse libremente, pues consideré y considero que es una persona honesta, así como creo que lo revolucionario de este espacio (Indymedia) es la posibilidad de que cualquier persona honesta que no encuentra espacio en otros medios, precisamente por su honestidad, pueda expresarse libremente aquí. Considero ocioso alegar acerca de la estupidez de considerarnos, desde cualquier perspectiva ideológica, "dueños de la verdad", pues creo a este criterio suficientemente demostrado, con frecuencia trágicamente, por toda la historia universal y nuestra propia historia.

3) Una segunda agresión padeció la gente de Indymedia Santiago del Estero en oportunidad de haber difundido ampliamente (Editorial, esta vez efectuado por Enrique, Víctor Cáceres y Gustavo Caro), sobre una acción conjunta entre Greenpeace y el MOCASE (fracción Santucho). En el momento de haberse efectuado tal publicación yo estaba en Buenos Aires, de paso para Montevideo. Con el ánimo de evitar roces entre personas que consideraba mis compañeros en un emprendimiento noble, llamé por teléfono al único compañero que conocía de Buenos Aires y le dije que no había mala intención en ello, sino tal vez algo de ingenuidad en los compañeros que lo habían hecho. Esto en vez de servir para establecer vínculos de entendimiento, fue tomado como un "tirar la toalla" por parte nuestra. Y estando en Montevideo, en medio de un agotador congreso internacional Contra los Transgénicos, tuve que ponerme a contestar mensajes despiadados, llenos de suficiencia e ironía, donde se despedazaba prácticamente a los compañeros de Santiago, basándose en que yo había dicho por teléfono que "eran ingenuos". Por cierto, debido a razones elementales de solidaridad humana y respeto a los derechos de mis compañeros santiagueños, defendí otra vez a rajatabla el derecho a expresarse de estos últimos.

4) Desde entonces no se abandonó esa obstinación autoritaria, sino por el contrario, se intentó constantemente influir y manipular los contenidos y la organización del colectivo local Indymedia Santiago del Estero. Por ejemplo, induciéndonos a colocar alfombras rojas para que “nos hicieran el favor” de venir a colaborar con nosotros los integrantes del MOCASE (Strapazzón), y se presionó tanto a los otros compañeros de Santiago del Estero que los porteños lograron finalmente obtener una virtual proscripción del MOCASE (Santucho) por considerarse al primero "el de línea correcta", mientras el segundo, por sus relaciones con Greenpeace, Poder Ciudadano o la Intervención Federal, casi demoníaco.

Bajo tal estado de cosas, y advirtiendo que el colectivo Indymedia estaba efectivamente "tirando la toalla", y en vez de defender a rajatabla el derecho de todos (no solamente del grupo espontáneo que se había formado alrededor de Indymedia), en vez de plantar banderas y decir "no, compañeros, respetamos vuestra opinión pero en Santiago queremos hacer una Indymedia abierta, libre, SIN CENSURA, pues consideramos que esto es lo verdaderamente revolucionario", el colectivo Santiago fue cediendo a las presiones y conformándose como otra secta, humillada y pragmática, doblegada por este neoclientelismo que se practica geométricamente desde las grandes ciudades, bajo la expectativa de conseguir una camarita digital, algún viajecito de vez en cuando o el "status" de "integrante de Indymedia Internacional". Advirtiendo todo esto, digo, fui quedándome un poco al costado, limitándome a publicar de vez en cuando alguna nota o comentario, si lo consideraba oportuno, ya que esta es mi especialidad: escribir.

Mientras tanto, en la lista interna se continuaba discutiendo -con el estilo histérico y despiadado de las grandes ciudades, especialmente el de los porteños- sobre estupideces sobre si nos podía hacer un juicio o no un tal tipo de una organización que había sido denunciada por un publicante anónimo, mientras temas centrales como la Ley de Espionaje aprobada por el gobierno les pasaba por sobre las cabezas (cortadas) sin que lo advirtieran.

Este tipo de preocupaciones -tal como si Indymedia fuese una empresa editorial burguesa- nos da ya un signo de cuan grande es el extravío de este grupo que intenta establecerse como los árbitros de Indymedia argentina hoy, con el recurso de esa palabreja, "consenso" como si fuese la llave mágica para cometer todo tipo de imbecilidades; total, "todos lo aprueban".

Los crímenes más grandes de la historia se cometieron bajo tales consensos. Si no, veamos entre miles los casos de Jesús, que fue condenado por amplia mayoría, Mani, torturado de un modo inenarrable hasta morir, con absoluto consenso de la población persa, Hitler, elegido por la absoluta mayoría de su pueblo y apoyado masivamente por los alemanes para su guerra de exterminio, Bush y Condoleeza Rice, que gozan de un consenso como del 70 % entre su población.

Dentro de este panorama decadente e irrespirable que se ha ido formando en Indymedia argentina, fue para mí un estímulo y un soplo de aire fresco encontrar las opiniones de Rubén (La Plata), a quien pido disculpas si perjudiqué en sus relaciones grupales publicando, en el acto, sus textos. Por qué lo hice. Esto es, por qué publiqué sus textos. Ahora lo explicaré. Lo explicaré públicamente, no a una pequeña camarilla de tipos y tipas que con sus nombres avalaron la CENSURA y REPRESIÓN, borrando inmediatamente las publicaciones que hice con argumentos basados ÚNICAMENTE en el "consenso" ...entre ellos… No se lo explicaré a ellos, primero porque ni siquiera los conozco, y menos reconozco su autoridad para constituirse en Tribunal y conminarme a "Ejercer mi alegato" ante “su estrado”, luego porque mi actividad en Indymedia fue y será siempre dirigida a todos, los miles de lectores o publicadores anónimos que visitan a diario este sitio, verdadero milagro (aún) de libertad, creo que por primera vez en la historia, tan hermoso justamente por su composición masiva y popular, anónima y pública a la vez, que no contribuiré a arruinarlo compareciendo ante un grupo de tontos que se creen dueños de la verdad porque han leído dos textos de Gramsci o han logrado trabajosamente ponerse de acuerdo (entre ellos) para manejar un pequeño poder -tal cual lo hicieron y lo hacen siempre las cúpulas sindicales burocráticas o los políticos corruptos.

Bueno, explicaré por qué publiqué las reflexiones de Rubén.

Primero por su contenido extraordinariamente maduro, profundo, ya que son una verdadera joyita de síntesis, en el sentido de que aprovechan, ricamente, la vasta experiencia revolucionaria de la historia.

Segundo por la razón ya esbozada: porque Indymedia es un espacio de todos. No me vengan con "intecambios privados" con personas que como ya dije ni siquiera conozco, nuestro proyecto, Indymedia, es un proyecto para todos, no para una pequeña camarilla que va dando pasos agigantados hacia constituirse en una secta más, dentro de la izquierda, y una dirección editorial castradora, tan jodida como las que puedan ejercer su maléfica influencia en cualquier periódico burgués. O peor aún, pues ni siquiera se aplican criterios periodísticos, sino lisa y llanamente “ideológicos” (entendiendo esto como que “si no me gustan las ideas de los demás, hay que borrarlas”). Cierta digresión: "Un revolucionario no tiene vida privada"; no sé si lo dijo realmente el Ché, pero recuerdo me lo contó un compañero del PRT en 1974 -yo tenía 23 años- y me gustó tanto, que hasta el día de hoy pienso que es una de las frases que mejor define a los revolucionarios.

Tercero por que estaban ¡bien escritas!(las reflexiones de Rubén), amenas, interesantes, verdadero milagro en el ámbito de Indymedia, donde los pequeños pichones de burócratas que se afanan en construir un efímero podercito, y parecen aplicar todas sus energías a ello, no son por lo general capaces de escribir tres frases sin incurrir en -a veces- groseros errores ortográficos o de sintaxis.



Por último, no contestaré las agresiones estúpidas, infantiles (pero no de niños saludables, sino idiotas) que he recibido por parte de dos o tres; basta ver cómo he actuado durante mi vida, de lo cual muchos pueden dar testimonio. Dicho lo cual, me despido hasta una próxima oportunidad, y si esta nota es nuevamente censurada por el pequeño grupo de dictadorzuelos y sus obsecuentes en Indymedia, la difundiré profusamente por otros medios, que por suerte hoy van surgiendo, vitalmente, por todo el mundo.







LOS TEXTOS CENSURADOS EN INDYMEDIA ARGENTINA



Aportes para la Discusión en Indymedia (Gratamente Sorprendido) 01-05-05

¡Qué buena noticia el cuestionamiento de la gente de Indymedia-Córdoba al diseño del portal de Indymedia-Argentina! ¡Qué linda propuesta de portal! ¡Cuánto nuevo aire horizontal y renovador que hay ahora en la red!

Se nota que son gente nueva con ideas nuevas, no más de lo mismo. Lo que creo (por las respuestas que hubo) es que o no se entendió lo que ustedes plantearon o directamente todos se hicieron los pelotudos. Porque lo de ustedes no es algo que tenga que ver con «lo técnico», con «el diseño», con «el color de fondo» o con «el tipo de fuente»; lo de ustedes es un cuestionamiento profundamente ideológico, conceptual. Y lo comparto plenamente.

Si tomamos una regla, vamos a la parte inferior de la página (donde están los links a los demás Indymedias de todo el mundo) y entramos en los distintos sitios de la red, notaremos que el de Indymedia-Argentina es uno de los sitios que menos espacio dispone para la publicación abierta. «Actualmente, la publicación abierta no supera un 15% del espacio horizontal de la página»; esta observación vuestra y la consiguiente propuesta: «que la columna izquierda deje de ocupar el lugar que tiene actualmente y se ubique de forma horizontal debajo del logo, para que el resto del espacio se reparta en no más de un 70% para la columna central (editorial) y no menos de un 30% para la publicación abierta» me parece una idea brillante y genial hasta el orgasmo. Y no me extraña la reacción de la «casta dirigente» ante tal avance del «populacho» en el portal de Indymedia-Argentina. Era previsible.

El año pasado, en la reunión que se hizo en el MTD de Constitución, en Baires, charlando sobre cómo veía en perspectiva cada uno a la red, comenté algo que tiene mucho que ver con lo que ustedes plantean hoy: propuse que la columna abierta fuera creciendo cada vez más a costa de la columna editorial, hasta que esta última, con el tiempo, tendiera a desaparecer, proceso que debía darse simultáneamente con el de ir desapareciendo nosotros mismos como colectivos de contrainformación, a medida que la herramienta (Indymedia) fuera tomada cada vez más por el movimiento social. Quedar con un rol totalmente secundario, algo así como moderadores o coordinadores del sitio. Y cité una oportuna consigna zapatista, aquella que dice que «el EZLN es un ejército que se propone tirar cada vez menos tiros, hasta desaparecer». Solo hubo pequeñas risitas complacientes.

Parece que para algunos, la publicación abierta no es lo más importante, sino las editoriales que hacemos nosotros, apenas 40, 50 compañeros de un puñadito de nodos de una idea (Indymedia) que ni siquiera es nuestra. Vieja... ¿Quién nos creemos que somos? ¿Rodolfo Walsh escribiendo Operación Masacre? Tendríamos que ser un poquito más modestos, más sencillos y lograr abrir todas las puertas necesarias para que los miles y miles de activistas del movimiento social se expresen tal cual lo hacen cotidianamente, sin intérpretes. ¿No sería mejor que las editoriales, en vez de ser escrita por alguno(s) de nosotros, las escriban los mismos protagonistas? ¿No sería mejor que la editorial de hoy, 1º de Mayo, la escriba un obrero de Zanón o un trabajador de Subterráneos, o del Garrahan y no uno de nosotros, que capaz que ni trabaja? ¿No sería mejor que una editorial sobre Derechos Humanos, Gatillo Fácil o Presos Políticos la escriban Hebe de Bonafini, la Correpi o la gente de Caleta Oliva? ¿No sería mejor que un nota sobre Pueblos Originarios la escriban los mismos mapuches, tobas o aymaras? Indymedia... ¿Es algo SOBRE el movimiento social o PARA el movimiento social? Indymedia debería ser de todos, es decir, de nadie; pero parece que a algunos compañeros la fruta que más les gusta es la mandarina. Y hasta proponen un combo Big Mac de cuatro editoriales y con jerarquías. Intragable.

Los zapatistas (con Marcos a la cabeza) estuvieron más de un año sin hacer declaraciones, con la intención generosa de que fuera el movimiento social, la sociedad civil, quienes se manifestaran. No querían (ni quieren) hegemonizar. «Ceder la Palabra» fue su consigna. Ejemplarizador. Varios de los que critican la propuesta de Indymedia-Córdoba citan (obviamente de manera folklórica) a los zapatistas cada tanto en sus escuetos correos. Cumpas... ¿Y si llevamos las consignas zapatistas a la práctica, de manera concreta, aquí y ahora? «Ceder la Palabra» en Indymedia-Argentina, sería darle más espacio a la columna abierta (es decir, a miles de personas por año) y ceder centímetros de las editoriales centrales que realizamos nosotros, el puñadito de nodos. Como están ahora las cosas (con menos de un 15 % para el «pueblo»), resulta más que injusto el reparto, sobre todo por quiénes son los que ponen el cuerpo todos los días en la conflictiva realidad social.

Por eso propongo que el espacio que se ahorraría de la innecesaria columna izquierda, se utilice para crear otra columna abierta, es decir: dos columnas abiertas (podría ser una para individuos y otra para organizaciones) y una columna editorial que cada vez más, sea cedida a distintas personas u organizaciones para que se expresen ellos mismos. Porque además, ya estoy repodrido de ver en los correos internos cada vez mayor número de quejas de los compañeros, porque no dan abasto con «todo lo que hay que hacer». ¿Por qué tienen que llenarse de obligaciones y de stress, habiendo tantos internautas dispuestos a colaborar desinteresadamente? Trabajar menos, trabajar todos.

Salud indymedieros cordobeses, desde la llanura platense cabalgando quijotescamente los felicita alguien que cree en la posibilidad de que estas ideas crezcan y se desarrollen por dos simples razones: porque, por suerte, Indymedia no es la UOM de Lorenzo Miguel y porque a medida que se integren nuevos nodos con nueva gente con nuevas ideas, todo lo viejo y carcomido sólo tendrá dos opciones: reciclarse o perecer.

¡Adelante! Que siga el debate (así, mientras tanto, le cambio el pañal a Aukán).



Rubén Bocasucia (((i)))

un integrante más de Indymedia-La Plata





Aportes para la Discusión en Indymedia (3) 15-04-05

Por una Indymedia Completamente Antiautoritaria



«Cuando estás en la mala, te das cuenta que todo tiene dueño, y que todas las cosas tienen cerraduras.» (Charles Bukowski)



Primero. La primera vez que me enteré de la existencia de Indymedia fue en Setiembre del 2001 durante la cumbre del G-8 en Génova. Desde distintas direcciones de correo nos llegaban las imágenes (la secuencia de fotos) del asesinato de Karlo Giuliani a manos de los fascistas policías italianos. Si tanta gente del palo (bandas de rock, fanzines, colectivos autónomos, centros sociales, gente suelta, etc.) usaba Indymedia, tenía que ser algo copado. Indymedia: te anotaste un poroto.

La segunda vez que tuve noticias de la existencia de Indymedia fue a principios del 2002, cuando iba en bicicleta por diagonal 78. Sobre una pared del ex-Distrito Militar (donde hice la colimba en el ´82 y donde actualmente funcionan la Escuela de Trabajo Social y la carrera de Cine de la facultad de Bellas Artes) había una pintada de En Clave Roja (el PTS). En la misma decía, entre otras cosas, «vení a Contraimagen, vení a la Cátedra Karl Marx, vení al CeProDH, vení a Indymedia». Uno la leía y automáticamente ya sabía donde NO debía ir, ya que tenían toda la pinta de ser los típicos agrupamientos fantasma que tienen los partidos para «pescar» algún activista distraído. Indymedia: devolveme el poroto.

Es que es así: todo lo que tenga que ver con las prácticas oportunistas de los partidos, es rechazado cada vez más, por la gente ligada al movimiento social. Hasta en el primer Enero Autónomo (una movida interesante que se realizó a principios del 2004 en Roca Negra, Monte Chingolo) me la pasé haciéndome el boludo cada vez que Torniyo venía (unas cuatro o cinco veces) a invitarme para que me sumara a la comisión de medios alternativos. Sinceramente, pensé que era un militante del PTS. Sólo cuando cumpas de algunos medios alternativos e independientes de la ciudad (con los cuales habíamos naturalmente confluido en varias actividades a fines del año anterior) me comentaron qué era en realidad Indymedia y me invitaron a lanzar el colectivo Indymedia-La Plata, recién ahí, empecé a descubrir por dentro esta idea hecha portal. Y es bárbara. Cada día le descubro algo nuevo a la red y siempre me pasa lo mismo: eso que le descubro está impregnado, empapado de conceptos pluralistas, participativos, respetuosos de la diversidad. Como una casa con las puertas y ventanas abiertas, en medio de una urbanidad tan llena de rejas, alarmas y pasadores. Plena Libertad. Nada que ver con las prácticas autoritarias de los partidos, como la de esta pequeña anécdota que relato a continuación.

Segundo. Cuando tenía 22 años (en el ‘85) milité durante tres años en un partido trotsquista, el MAS. Llegué solo a un curso de marxismo y ahí nomás, me enganché; quería hacer la revolución. Era muy inocente. Me integré a la célula de la facultad de Ingeniería (donde estudiaba) y nuestro cuadro dirigente era Tukán, un salvadoreño que al principio me pareció brillante, pero que con el tiempo, me di cuenta que era todo un maniobrero. Un día de mucho sol y calor, en plena reunión y mirando por la ventana, se me ocurrió proponer hacer las reuniones en un lugar abierto (una plaza o un parque) y no en el local de 9 y 59, tan lleno de gente como de humedad. Una catarata de recriminaciones mezcladas con todo un rosario de estrictas normas de seguridad salió de la boca del Tukán, que directamente me trató de irresponsable e ignorante. Bué! sería así entonces la cosa, había que esconderse todo el día de los servicios que, en cualquier lugar y a toda hora, nos querían espiar.

Con el tiempo descubrí la verdad sobre el asunto, que no venía tanto por el lado de la seguridad sino por el lado de la autoridad: adentro de un local, no todos estamos en igualdad de condiciones, siempre hay alguien (uno o varios) que te puede hechar, porque el local siempre es de «alguien». Y ese alguien generalmente es el que grita más fuerte, el que busca imponer su punto de vista de cualquier manera, el que trata al resto como obedientes ovejitas. Y al díscolo, duro y en la frente; afuera. He presenciado expulsiones de todo tipo, desde violentas hasta humillantes (todas «teóricamente bien justificadas»), pero siempre con una característica común: adentro del local. Claro, ninguno de estos pichones de burócratas, te puede echar de una plaza, de una calle o de una playa. Por eso las reuniones jamás se hacen ahí, porque no rige el sacrosanto derecho de propiedad, aquel que te permite dejar afuera a alguien, discriminarlo, cerrarle la puerta en la cara.

Tercero. Antes de la reunión del 10 de julio del 2004 en el MTD de Constitución junto a la gente de BA y de Rosario, tuvimos una reunión en La Plata donde un compañero del colectivo nos dio una especie de «clase» de cómo había que hacer para «echar» a alguien de la red, en obvia alusión a Indymedia-Santiago del Estero. Que primero debíamos consensuar la expulsión entre los tres Indymedias restantes, que luego se debía solicitar a Indy Global que le quiten el Password, que después había que «rosquear» a nivel internacional para que los saquen, etc. Las mismas prácticas detestables de los partidos, de las burocracias de todo color. Me quedé bastante perplejo, pensé que Indymedia era algo distinto a lo que estaba acostumbrado a ver. Después en el encuentro, me di cuenta que la cosa no era para nada así de autoritaria. Y por suerte, el 12 de agosto cuando muchos chateamos un par de horas en la red, logré enterarme de algo fascinante de Indymedia. Al poder establecer canales privados con varios de los internautas me dediqué a preguntarles lo mismo: si sabían de alguien que haya sido echado de algún Indymedia en algún lugar. Todos me respondieron que no, incluso alguien (creo que fue Mat) tiró una dirección de una página de internet, donde los fundadores de Indymedia discutían con otras organizaciones sobre lo «inconveniente» de echar a alguien. Es una pena no haber tenido un disket en ese momento para guardar esa dirección y así poder leer la polémica minuciosamente.

Sin embargo, esta excelente cualidad, esta característica antiautoritaria, parece que a algunos les diera vergüenza. Es algo que está oculto en Indymedia, algo que uno tiene que descubrir después de escarbar mucho. Debería rescatarse, resignificarse, hacerse valer: a todo el mundo deberíamos decirle «vení a Indymedia, una agencia global y alternativa de noticias, donde el que decide si se queda o se va sos únicamente vos». ¡Qué distinto a las organizaciones tradicionales donde siempre existe un gerente o un patrón!. Aún cuando pasen cosas que nos duelan, como lo de Indymedia-Chile el año pasado, donde un montón de gente se marchó haciendo muchas críticas (algunas de las cuales comparto) y hubo que llamar a un plenario abierto para refundarla. No importa; al contrario, desde otro punto de vista, deberíamos hasta estar orgullosos de eso. Porque se fueron ellos, nadie los echó. Nadie se creyó «dueño» de Indymedia; no hay fachos entre los compañeros.

Por eso también se genera tanta discusión entre los cumpas cuando alguno quita un artículo del portal; porque es algo contradictorio cerrar una puerta, en una idea que se abre como un girasol.

Cuarto. Soy el que en Indymedia-La Plata rompe las pelotas desde hace medio año y en casi todas las reuniones, con determinadas cuestiones que tienen que ver con la política de «abrir puertas» (y ventanas y claraboyas si es necesario). Por eso he propuesto infinitas veces que las editoriales tengan la posibilidad de agregar comentarios, para que la mayor cantidad de gente pueda participar en la elaboración de las mismas; por eso también propuse otra infinidad de veces que las reuniones de Indymedia-La Plata sean abiertas y públicas (como son las reuniones de muchos Indymedias en todo el mundo), esto es: que se publique en el portal el lugar, el día y la hora de la reunión y que se invite a todos los internautas desde el portal a participar (incluso, si quisiera venir, a nuestro «amigo» Nicolás Artusi). Para todas estas propuestas que hago siempre hubo una misma respuesta: sí, pero un sí como se le dice a los locos, porque las propuestas nunca se concretan. Y esto es así porque no hay voluntad, porque lo que prima es seguir jugando al «bolchevique clandestino», a la «secta iluminada». Arrastramos prácticas de la izquierda vieja y autoritaria a las nuevas organizaciones sociales, a veces incluso, sin darnos cuenta.

También hay otra puerta que no hemos abierto: creo que el anuario 2004 de Indymedia-La Plata (mirándolo desde el presente) debería haber incluido junto con las notas, todos los comentarios agregados por la gente que «pisa» el portal y cuelga su comentario.

Incluso más: el lugar de reunión debería ser un lugar público. Actualmente nos estamos juntando en Galpón Sur, de la COPA, compañeros que (junto con la gente del MUP) son con los que tengo mayores coincidencias políticas en la ciudad. En su local, prestado solidariamente, siempre nos hemos sentido como en casa. Sin embargo sé que hay gente que no viene porque el lugar pertenece a una organización determinada. Por eso, creo que deberíamos juntarnos en una facultad, como lo hicimos un par de veces en un aula de Humanidades. Ahí nadie se sentiría como en la casa de otro.

Estas serían maneras concretas de llevar a la práctica nuestra acertada consigna «Todos Somos Corresponsales», abriendo las puertas necesarias para que el grueso de la gente participe. Pero lamentablemente, en algunos compañeros existe una inercia de querer ponerle cerraduras a todo. Espero que esto cambie.

Quinto. Porque echar, echa el patrón al trabajador de «su» fábrica, echa el padre al hijo de «su» casa, echa el profesor al alumno de «su» clase, echan el juez y la policía a los okupantes gracias a «su» ley. Siempre echan los fascistas, no los compañeros.





Aportes para la Discusión en Indymedia (2 y tres cuartos) 10/12/04

Quoting la conjura tv laconjuratv@iespana.es>:

Hace unas semanas recibimos una copia de la tercera muestra de indymedia video a través de Pablo Indio. Los materiales de la conjura no son ni los que se seleccionaron en el verano, ni la muestra de Toulouse del año pasado. Para ser claros: nuestro material fue cortado, incluso, mal cortado.

Esto no fue consultado con nosotros, ni siquiera fuimos notificados después, nos enteramos mientras lo veíamos. Que nuestro material tenga 5 minutos mas o menos, o que esté desprolijo no es el punto que remarcamos, discutir eso nos parece una estupidez. Lo que si nos parece una falta de respeto es la forma en que se tomó esta decisión, es decir, apartándonos de ella.

Nuestro malestar se ve agravado porque este tipo de actitudes son las mismas que criticamos en la lista de video alrededor de los manejos de la donación de Toulouse, de donde se financió (con la parte de los fondos que estaban destinados a la conjura y venteveo, como participantes de la muestra indymedia en aquel festival), insumos para el video sobre Bolivia y la reparación de la cámara de indymedia bs as, mientras nosotros teníamos 3 cámaras rotas entre otras cosas, decisión aquella que se tomó de la misma manera y de la que nos enteramos también con mucha posterioridad, (dejando constancia que octubre boliviano nos parece un laburo muy groso, y que nos parece importante que se halla realizado).

Entendemos que la responsabilidad por estas formas poco democráticas no les cabe a todos los integrantes de indymedia video, el que arregló con nosotros la participación en la tercera muestra fue rodrigo, el que tenía los videos nuestros era rodrigo, el que entendemos editó nuestro material fue rodrigo.

A través de este mail pedimos formalmente que no se incluya ningún material de la conjura tv en las copias de la tercera muestra de indymedia que se sigan distribuyendo de ahora en mas.

Consideramos que no es la primera vez que se nos aleja de la posibilidad de dar nuestra opinión en temas que claramente nos involucran, por esto nos parece mucho mas urgente para discutir, para que queden claras, la forma en que se toman las decisiones en indymedia y el tema de los recursos, que mas allá de la manifestación en contra de la plata de la ford, en lo concreto se ha dejado en una zona gris, lo que consideramos es la fuente de muchos conflictos.

Juntar dinero para viajar a Brasil para hacer reuniones mientras acá nos cuesta un huevo y medio producir (huevo y medio que ponemos de nuestro bolsillo), y estando las cosas tan poco claras adentro de indymedia argentina, nos parece una frivolidad y un desconocimiento de la realidad de otros colectivos.



Cuando hace unos meses leí este correo, realmente, sentí vergüenza ajena.

Ante todo: gente de La Conjura TV, como un integrante más de Indymedia-Argentina y sin conocerlos personalmente, les pido disculpas. A modo de reparación tardía (si les sirve), en cuanto leí este correo, me encargué firmemente de que en La Plata, en las últimas dos veces que se pasaron los videos de la tercera muestra de Indymedia, no se pasaran los videos mal cortados, mal compaginados y sobre todo, mal consultados (¿burocrateados?) de La Conjura TV.

Este correo vuestro lo refloto en este momento, porque sigue habiendo gente en Indymedia-Argentina que está interesada en juntar plata para ir a Brasil a un encuentro de no sé qué. Todo bien con que si alguien quiere ir a Brasil y tiene el dinero para ir, vaya y lo disfrute. Todo bien, de verdad. Pero poner a Indymedia-Argentina a juntar plata para ese fin, sin antes haberles devuelto el dinero que ustedes ganaron en Toulouse y prestaron desinteresadamente, me parece mal. Fea la actitud. Porque no sólo me parece una frivolidad lo del viaje a Brasil (como bien dicen ustedes), sino también una muestra de insolidaridad. ¿Por qué? Porque son muchas las necesidades de las secciones de Indymedia, aquellas que tenemos pocos recursos. No estaría mal que Indymedia-BA pudiera dar, digamos, créditos (o algo así) para que las secciones podamos equiparnos mínimamente. Sería, pienso, una manera de devolver toda la solidaridad internacional que recibieron en algún momento.

En La Plata somos siete compañeros y sólo uno (Javier) tiene una cámara digital pero al 50%, ya que fue comprada a medias con su novia. Ahora, hace unos días, llegó una cámara desde Capital, pero todavía no la podemos usar porque falta un cable y un CD, o algo así. Propio de Indymedia-La Plata, no tenemos ni un reporter. Y vaya si hace falta algo de equipamiento: hace un tiempo, el compañero Damián (estudiante de Medicina) quiso filmar en Brandsen la inauguración de una salita de primeros auxilios autogestionada por los vecinos y no pudimos conseguir una miserable cámara; yo quise fotografiar el día del niño pasado, a todos los chicos que en su día estaban trabajando (de cuidacoches, cartoneando, vendiendo pochoclos, etc.) y tampoco pude, porque no había una cámara digital. Así es como se va generando una no-dinámica de trabajo, ahogando muchas veces las ganas que tenemos de hacer crecer Indymedia.

Ojalá y de una vez por todas, los fondos de Indymedia (aunque sean pequeños) y sus usos, puedan ser discutidos por todos los compañeros; y también las prioridades. Descentralizar, es el primer paso para lograr una horizontalidad plena.

PD: Y con respecto a las tres cámaras rotas de La Conjura TV... Pero buéeee, ¡andá a hacerle entender a un porteño que una cámara en Buenos Aires no es más importante que tres cámaras en Rosario!

Rubén.





Aportes para la Discusión en Indymedia (2 y medio) 29/11/04

¿Quién le tiene miedo al bigote de comisario del ministro Fernández?



«Libertad significa el derecho a decirle a la gente lo que esta no quiere oír.» (George Orwell)



Primero. No estoy de acuerdo con que alguien haya levantado de la columna abierta, el aviso de Metaderecho sobre los atentados en los cajeros. Porque... ¿Qué fue lo que realmente pasó?. Analicemos los hechos:

1) Atentaron con bombas contra los cajeros de unos bancos.

¡Pero qué lástima que a los bancos no los volaron enteritos. ¿No fueron ellos los que les robaron los ahorros a la gente? ¿No hubo hasta muertos del corazón por culpa de la actitud de los bancos?

Indymedia-Argentina, si fuera realmente anticapitalista, no debería andar preocupándose tanto por los cajeros del Citibank.

2) Mataron a un policía e hirieron a otro.

Con Gaby, mi mujer, tenemos una costumbre: cada vez que por la radio o la tele anuncian que mataron a un policía, dejamos lo que estamos haciendo, nos juntamos, chocamos nuestras manos en el aire y decimos: ¡un fascista menos! ¿Que mataron a uno e hirieron a otro? ¡Pero qué lástima que no mataron a cinco más!

Indymedia-Argentina, si fuera plenamente antiautoritaria, no debería andar preocupándose tanto por la salud de los policías. (Lo que me apenaría muchísimo y lo repudiaría, sería la muerte de un civil, de un inocente. Ya no sería reivindicable ningún atentado en esas circunstancias)

Entonces, hasta acá, ¿Qué hay de malo en lo que pasó?

Segundo. Cuando leí los correos de la red sobre la remoción de la nota (a favor y en contra) primero pensé que era una actitud burocrática más de quienes quitan notas del portal e incluso después, como ha pasado en no pocas ocasiones, no se hacen cargo de por qué las sacan (algo que está sucediendo seguido, lamentablemente). Pero después me di cuenta que la actitud que primó fue el miedo.

Gente... ¿A qué le tiene miedo? ¿A pasar un par de días encerrado en un calabozo de incomunicados, esos calabozos oscuros y húmedos, con pequeños agujeritos, que parecen ataúdes puestos de pie? ¿A una paliza completa, de esas cuyos dolores duran más de una semana? ¿A morir?... ¿Le tienen miedo a morir?

Lamento informarles que, bajo el capitalismo, ya estamos muertos. De lo que se trata, en todo caso, es de lograr que nuestro velorio no sea un mar de lágrimas sino un momento lo más antisistema y digno posible. ¿O esperan que la credencial de Indymedia-Argentina (la que tiene el código de barras de la leche brasileña vencida) los salve? José Luis Cabezas tenía una credencial muchísimo más «importante» que la de Indy y terminó quemado por sacar unas fotos. ¿Se dan cuenta en el sistema que estamos viviendo?

Tercero. Un argumento para remover el artículo de Metaderecho fue que era un grupito lumpen o algo así. Y si los verdaderos autores de los atentados publicaban un artículo reivindicando lo hecho... ¿No lo hubieran removido?

Compañeros: ¿Qué es lo que hace Indymedia-Euskal Herria cuando la ETA (o algún grupo simpatizante), publica en la columna abierta del portal, un comunicado reivindicando algún atentado? ¿Qué actitud toma Indymedia-Colombia cuando las FARC o el ELN hacen lo mismo? ¿E Indymedia-Chiapas?

El genial y admirado Unabomber, enviando bombas por correo, logró publicar un extenso manifiesto anticapitalista en los principales diarios norteamericanos, que tienen tiradas de millones de ejemplares.

Al Jazeera (la nueva CNN de Oriente Medio) transmite por televisión, sin censura ni imágenes borrosas, las ejecuciones de los rehenes cipayos que Al Qaeda y otros grupos «terroristas» realizan en Irak. Y muchos las vemos incluso, desde distintos sitios de internet.

Cuando tenía 10 u 11 años, leía en los diarios los comunicados del ERP o de los Montoneros reivindicando tal secuestro, tal atentado o tal ejecución. En los diarios, sí, en la prensa burguesa. Y había que ir temprano al kiosko de revistas a comprar el diario ese día, porque tiradas de cientos de miles de ejemplares se agotaban en pocas horas.

Una pregunta queda flotando en el aire, intrigante, después de estos simples ejemplos: los límites de Indymedia-Argentina... ¿Están antes o después de los límites de la prensa burguesa?

Cuarto. En la reunión de Indymedia-La Plata del lunes 22/11 (día en que mi hija Suyai cumplió tres añitos), en medio de un interesante debate sobre el tema de los atentados, pregunté lo siguiente: «¿Acaso no se publicó (y no se censuró) la carta de Fernando (Esteche) en la columna abierta, carta escrita desde la clandestinidad por un fugitivo del Estado y su ley?». Inmediatamente, un compañero de Indy-LP replicó: «Sí, pero con la carta no había problemas porque ya había sido leída en el programa de Majul». Si la histérica de Majul es quien le marca los límites a Indymedia-Argentina, cuelgo el reporter y me dedico a la droga (consumo y venta).

¿Para qué estamos en Indymedia? ¿Para intentar fomentar la subversión en los medios, o para acumular currículum y soñar con una beca en Página 12?

En otras latitudes, a Indymedia la persigue el FBI. Acá, (aunque nos pasemos fotocopiando y repartiendo el Manual de Guerrilla de la Comunicación), si seguimos con esta línea, no nos va a ladrar ni un rock-uailer.

Sólo espero que la próxima vez que suceda algo parecido a los atentados (y va a ver otra vez), los verdaderos autores o los grupos o personas que quieran volver un poquito locos a los servicios de inteligencia, no decidan publicar sus notas en Indymedia-Uruguay o Indymedia-Chile, debido a la autocensura legalista y demócrata (¿kirchnerista?) de Indymedia -Argentina.

Esta es mi bomba.





Aportes para la Discusión en Indymedia (2) 31/08/04

Por una Indymedia Profundamente Anticapitalista

Primero. He leído medio de rebote, que hay un par de propuestas de «programa» para Indymedia-Argentina. Particularmente, no soy muy amante de los programas largos, verdaderos choclos partidarios que te aburren antes de empezar y que además, como sucede en los contratos de alquiler, siempre tienen letra chica. En la militancia hay una regla no escrita (pero infalible) que expresa: «Cuanto mayor es el número de palabras que tiene un volante, menor es la cantidad de gente que lo lee». Prefiero cuatro o cinco consignas claras y después sí, cada punto lo suficientemente desarrollado. Sobre uno de esos puntos quiero compartir un pensamiento: es sobre la consigna de «anticapitalista» de Indymedia. Realmente, es la que más me entusiasmó a la hora de sumarme a este colectivo.

Es fuerte. No es «justicia social», «democracia participativa» ó «inclusión de los sectores postergados». NO; es: ANTICAPITALISTA. No es joda.

Segundo. En una de las últimas reuniones de Indymedia-La Plata, se leyó y se discutió el primer correo que envié a la red. Como la discusión fue medio desordenada, no se pudo profundizar mucho en algunas cuestiones pero hubo una frase que se dijo que no me pasó desapercibida. Un compañero (en disidencia con lo que yo había escrito) dijo: «Pero si vos sólo escribiste 4 o 5 notas ¿Cómo vas a cuestionar a un compañero que hace más de dos años se mata laburando en Indymedia?» Lo primero que quería aclarar es que jamás cuestioné el laburo que hace cada compañero por Indymedia. Para nada. La diferencia con el compañero, es que yo valoro los esfuerzos TODOS POR IGUAL. Valoro por igual a aquel compañero que, después de sus obligaciones cotidianas, puede dedicar 10 horas para laburar en Indymedia y valoro por igual a aquel compañero que, después de sus obligaciones cotidianas, puede dedicar 15 minutos para laburar en Indymedia. Por una cuestión muy simple: como la participación en Indymedia es voluntaria y no obligatoria (no creo que a nadie lo obliguen ¿no?) supongo que todos lo hacemos porque nos gusta, porque lo queremos hacer de manera completamente desinteresada. Y cada cual sabe, honestamente, cuánto de su tiempo y de su esfuerzo puede aportar. Quizás, algunos compañeros se lo tomen como un trabajo, lamentablemente por la costumbre que impuso la izquierda clásica en el activismo social, de que hay que matarse militando, sudar, sufrir, sangrar, sacrificándolo todo para que su burocrática estructura no se caiga en picada. Pero no creo que esa sea la manera en que debemos participar en Indymedia. Lo que sí creo es que cualquier compañero (sea nuevo o viejo, dedique mucho tiempo o poco a la actividad) debe tener derecho a discutir política de IGUAL a IGUAL con otro compañero.

Tercero. En el ministerio donde trabajo en relación de dependencia, existe un estatuto-escalafón que rige toda la actividad laboral del personal y que tiene 25 categorías (de la 1 a la 25) y cinco agrupamientos (obrero, administrativo, técnico, profesional y jerárquico). Además se encuentran los cargos ejecutivos (los cargos políticos) y dentro del personal de la casa (el personal de carrera), existe gente en planta permanente, contratados y prácticas rentadas. También está la gente terciarizada (limpieza, buffet, mantenimiento de ascensores, etc.) con la cual compartimos el edificio y la jornada. Esto origina, inevitablemente, que todas las mañanas uno tenga que encontrarse con comentarios gorilas del tipo: «jefe, por qué tengo yo que ordenar las carpetas, si soy técnico 17; que lo haga aquel que es administrativo 8» ó «Cómo voy a cobrar la misma cantidad de URPES (bonificación por productividad) si yo hace 19 años que estoy en la oficina y él sólo 12» ó «Por qué tengo el mismo tamaño de escritorio que vos, si yo soy profesional 15 y vos técnico 11» ó «A ver, que el contratado le cebe unos mates a la gente de planta permanente, che».

Es terriblemente insoportable convivir en un ámbito con semejante grado de jerarquización y que encima, ha sido internalizada por la mayor parte de los compañeros de trabajo; es asfixiante y contaminante. Aunque por suerte y como en todos lados, siempre existen maneras de evadir o transgredir esta jodida opresión (por ejemplo, mientras algunos que pasan y miran creen que estoy trabajando, en realidad estoy escribiendo esta nota). Es terrible pero es así, es el modo de producción capitalista. Jerarquías, competencia, cagadores, chusmerío; no hay nada que hacer mas que terminar gastando energías y tiempo, en tratar de no ser una víctima más de este infierno. Después de todo, uno se lo banca porque necesita el sueldo para poder pagar el alquiler y que su familia coma a medias. Pero que alguna vez hay que destruir todo esto, no hay dudas.

Cuarto. Incluso más: en los países mal llamados socialistas, se reprodujo de igual manera este modo de producción capitalista en las fábricas y oficinas y este fue uno de los motivos del colapso de este híbrido sistema (sobre esto, Luis Mattini ha escrito bueno y bastante). Me causa mucha gracia cuando leo que el PC adhiere a los reclamos de los obreros de Zanón, porque control obrero no hay en Argentina pero tampoco lo hay en Cuba. Lo que hacen los trabajadores en Neuquén, de manejar la fábrica por medio de asambleas donde todos participan por igual en la discusión sobre qué producir, a qué ritmo, cuánto stock mantener, a quién venderle, etc. no es el modelo cubano, donde existen jerarquías, administradores, escalafones piramidales, privilegios, metas impuestas, etc., y sobre todo: premios y castigos. Maldita competencia, que todo lo degradas y lo mercantilizas.

Quinto. No es fácil lograr «sacarse» esto que el compañero (seguramente sin darse cuenta) trasladó a la discusión en la reunión de Indymedia-La Plata: el modo de producción capitalista. Está en todos lados, enfermando las relaciones sociales, afectando nuestra manera de construir espacios, introduciéndose hasta en ámbitos íntimos e impensados. Pero que no sea fácil despegarse de este modelo no significa que no debamos intentarlo. De lo contrario, deberíamos sincerarnos y dejar de llamarnos anticapitalistas.

Uno puede poner en el portal, en letras grandes y de colores, que Indymedia es anticapitalista; puede publicar «programas» largos que hablen a cada rato del tema; organizar charlas y debates al respecto pero, si al interior de Indymedia se reproduce el modo de producción capitalista, si tiene vigencia la ley del valor, es sólo una cuestión de tiempo para que en Indymedia empiecen a aparecer «jefes», «supervisores», «planes quinquenales», «ascensos», «relojes-tarjeta», «empleado del mes», etc. y así, inevitablemente, se termine convirtiendo a Indymedia en una empresa, una escuela o un cuartel. La misma lógica, la misma mierda.

Este es un colectivo muy heterogéneo, es decir, la gente que lo integra «vive» una diversidad de realidades (laborales, familiares, espaciales, generacionales, sexuales, etc.) que hace imposible que haya mínimamente algún tipo de similitud en la participación de cada uno. Ante esto, propongo que se establezca un criterio solidario (y no productivista) para relacionarse dentro de la red. Y mandar bien al carajo todo tipo de jerarquías.

Sexto: Por último, quería aprovechar para expresarme en algo que no tiene que ver con esto (o tal vez sí); es sobre la gran polémica del chat: con o sin moderador. Prefiero sin moderador. Somos grandes, vieja.

Espero volver a recibir aportes y críticas de todos a los que les interese debatir este u otros temas. Lo que sí, tengan en cuenta lo siguiente: A TODAS LAS OPINIONES LAS VALORARÉ POR IGUAL. (autroja@hotmail.com)



Sigo muy feliz: Gabriela, mi mujer, está de 7 semanas y aunque hubo complicaciones, todo marcha (digamos) bien. Se viene el segundo o la segunda. Espero que Suyai, nuestra hija, le preste las cosas (ropa, juguetes, la sillita de la bici). Por ahora lo veo difícil.

Se agranda el grupo autónomo (el grupo familiar autónomo).

Un abrazo.





Acerca de "Aportes para la Discusión en Indymedia" 06/08/04

Hola, escribe Rubén desde La Plata.

Acabo de leer la contestación de Rodrigo sobre la nota que envié.

No quise ofenderte Rodrigo con mi expresión "cabeza de secta". Sólo era una expresión. En una de las últimas reuniones de Indymedia-La Plata se leyó un documento de Indy-BA que decía un término digamos "despectivo" respecto a los autónomos (creo que decía autonofóbicos o algo así) y en ningún momento lo tomé como algo ofensivo (yo soy autónomo). Pero bueno, entonces, donde dice "cabeza de secta" corrijan y pongan "compañero con tendencia al sectarismo".

Lo mismo para la expresión "las cosas hay que decírselas en la cara y bancárselas" no me estoy refiriendo a cagarnos a palos, estoy diciendo bancárselas discutiendo. Quiero hacer crecer Indymedia, no una barrabrava.

Es que no conozco bien las formas y los modos en que se comunican. Iré aprendiendo. Este es el primer correo que escribo, no el último. Ya voy a enviar otros.

Para terminar, les envío uno de los correos que me llegó a la casilla sobre el correo que envié:



De: Andrés López andreslopez@indymedia.org>

Responder a: andreslopez@riseup.net, andreslopezar@hotmail.com

Enviado el: August 1, 2004 3:34:41 AM - Para: autroja@hotmail.com



Asunto: Re: [CMI Buenos Aires] Fw: Aportes para la Discusión en Indymedia

Ruben, esta es una respuesta personal a tu email, me es muy grato saber que hay un compañero que piensa como vos en La Plata, ojala todxs fueran como vos, asi de directo, mil problemas que solo quitan tiempo se evitarian.

Creo conocerte de vista en una reunion que hicimos en el cabildo el 26 de junio pasado. Soy uno de los que no asistio el 10 de julio, uno de esta amada y odiada buenos aires...

Solo queria esto, decirte que me gusto como te expresaste y mandarte un abrazo, todavia no tengo nada que aportar al debate, espero las respuestas de los demas compañerxs,

contento,

andres



Gracias Andrés aunque no nos conocemos personalmente. Espero se dé.

No sé cómo lograr que todos podamos conectarnos y enviarnos correos. ¿Podrían decirme?

Por las dudas, me gustaría recibir y contestar correos sobre cuestiones internas de Indymedia a esta casilla de correo: autroja@hotmail.com

Un abrazo.





Aportes para la Discusión en Indymedia (I) 31/07/04

Me llamo Rubén Bocasucia y participo del colectivo Indymedia-La Plata. Quería expresar algunas cosas que veo y siento respecto al funcionamiento de la red (por lo menos en lo que respecta a Argentina). Antes que nada, quiero manifestar que lo que a continuación leerán, es exclusivamente lo que pienso; no represento a nadie ni quiero que nadie me represente. Yo no delego ni mi voz ni mi participación; las ejerzo. Empiezo por referirme a la jornada de chat que se desarrolló el jueves 29 de julio por la noche. En la misma se hicieron cosas muy mal.

Primero. No se quién decidió el día para chatear, pero hacerlo a fin de mes es no tener en cuenta la situación económica de TODOS los compañeros. Ejemplo: como no tenía un peso (de verdad, ni un peso = una moneda de un peso) tuve que ir en bici, al locutorio desde donde iba a chatear Federico (donde cobraban 1,50 la hora y Fede sólo tenía 2 pesos), a más de 30 cuadras de mi casa. No pude expresarme, no toqué una sola tecla y tenía muchas, muchísimas cosas para decir (en realidad, también fui a aprender cómo se chatea, ya que nunca chatié porque siempre lo consideré una pajereada. Esta vez vi que era algo más interesante, por los temas que se tocaban). Si se hubiera hecho en una fecha conveniente (yo cobro el sueldo el tercer día hábil del mes) lo hubiera podido hacer desde el locutorio que está a la vuelta de casa. Supongo que esto mismo le debe haber pasado a otros, ya que no creo ser el único boludo de Indymedia que tiene que trabajar para pagarse el alquiler y mantener una familia. Para solucionar esto, propongo: que como hay integrantes de Indymedia que no podemos chatear a fin de mes, se establezcan dos fechas para chatear; una, a principios de mes para los que tenemos problemas económicos (como por ejemplo, vivir bajo la línea de pobreza) y otra, a fin de mes, para aquellos que no tienen problemas económicos.

Segundo. El horario para chatear me pareció una cagada. No sé hasta qué hora se habrán quedado chateando, pero yo de lunes a viernes me levanto a las 8 menos cuarto de la mañana, para ir en bicicleta a llevar a mi hija al Jardín Maternal y para ir al laburo. Obviamente a la noche, no puedo quedarme mucho tiempo chateando y además, los ciber (porque no tengo la posibilidad económica de tener internet en mi casa) cierran casi siempre y a más tardar a las 24 hs. en La Plata. Para solucionar esto, propongo: que se establezcan dos horarios para chatear; uno, a la tarde, para aquellos que no podemos hacerlo a la noche porque al otro día tenemos tempranas obligaciones (trabajar, cursar, tareas de la casa, etc.) y otro, a la noche, para aquellos que no tienen ninguna obligación. Además, hacerlo de tarde, en mi caso, me solucionaría parte del primer punto ya que normalmente, uso internet en uno de los gabinetes de computación de la facultad de Ingeniería de La Plata, donde los que cursamos podemos navegar las horas que queramos sin abonar un solo peso. Joya. Este correo lo estoy enviando el sábado 31 a la mañana desde este mismo lugar, después de cursar Fotogrametría I (una materia de la carrera de Agrimensura).

Tercero. La noche del jueves quería participar, especialmente, en la discusión sobre Indymedia-Santiago del Estero que había empezado justo cuando el encargado (a Fede y a mí) nos echó del locutorio porque ya cerraba. Lo primero que quería decir es que la reunión que se hizo en Buenos Aires el sábado 10 de Julio, en el MTD Constitución y de la que participamos integrantes de Indymedia Buenos Aires, La Plata y Rosario, me sirvió de mucho. Me di cuenta que en Indy-BA existen dos o tres «cabezas de secta» que, por ejemplo, querían ya echar a Indy-Santiago sin siquiera tener en claro por qué (primero se habló de «no independencia del Estado», después se cambió por «falta de pluralismo», etc.) y, lo peor de todo, sin darles la posibilidad de expresarse. Menos mal que al final terminó siendo aceptada la inteligente propuesta de Indy-Rosario, que leyó Ernesto, de continuar apostando al diálogo con la gente de Indy-SdE (a pesar de no coincidir políticamente con ellos). Por lo poco que pude ver en la noche del jueves, cuando escribió Rodrigo (uno de los «cabeza de secta» del 10 de Julio) sobre su viaje a SdE, noto que se llevó una sorpresa cuando pudo dialogar de manera directa con la gente de Indy-SdE y palpar la situación general en la provincia; eso, me parece, lo liberó de algunos prejuicios. Es que desde Buenos Aires siempre se ven las cosas de otra manera, desde una posición, digamos, casi ombliguista. Si se hubiera llevado adelante lo que proponían los «cabeza de secta» hoy tendríamos menos compañeros y una sección menos en la red y de lo que se trata es de sumar, no de restar; que lleguemos pronto a ser 10, 15, 20 Indymedias en todo el país. Eso sería lo mejor para que, entre otras cosas, Buenos Aires pierda esa postura egocéntrica que tanto se le nota. Pluralismo es respeto y sabiduría.

Además quiero decir otra cosa: estoy repodrido de los hábitos y métodos nazi-estalinistas que ha instalado la izquierda tradicional (PCR, PO, PTS, PC, MST, LSR, DO, etc. incluso no pocos anarcos) en el activismo: roscas, tranzas, jerarquías, calumnias, maniobras de todo tipo, verticalismo, chusmerío, pensamiento único, falsas representaciones, prestigismo, etc. Creo que si queremos crecer, tenemos que desintoxicarnos de esas mierdas que todavía llevamos dentro y reproducimos casi sin darnos cuenta. Por suerte, esta izquierda tradicional es insignificante, pero lo malo es que a veces creo que su dimensión es mayor, ya que parece un fantasma que irrumpe, nos devora y se apodera de nosotros, sin necesidad de estar presente con sus alienados militantes-caset. ¿Cuál es mi posición política, ideológica; desde dónde hablo? Autonomismo, etapa superior del marxismo.

Cuarto. Me molestó mucho que, cuando empezó a tratarse el tema de Indy-SdE, alguien (no recuerdo quién) hiciera presentarse a todos los que estábamos chateando, para saber si había alguien de Indy-SdE. Como que le daba vergüenza decir lo que pensaba si había alguien de allá. Muchachos, hay que decir las cosas de frente: si se piensa de una manera, hay que actuar en consecuencia. Y bancárselas. Será porque soy estatal (y, por ejemplo, para conseguir un aumento estuvimos de paro salvaje durante Mayo-Junio), que estoy acostumbrado a las asambleas de trabajo, donde se habla y se dice de todo, cosas durísimas a veces, pero siempre de frente. Las cosas para que queden claras, hay que decirlas en la cara. Bah, es un decir lo de «en la cara», porque chateando uno no lo hace en la cara, lo hace a través de una computadora y a prudente distancia. Otra cosa: el jueves no había nadie de Indy-Santiago en el chat porque nadie los invitó y eso me rompió bastante las pelotas. Para la próxima vez, propongo que se los invite a participar del chateo a los cuatro Indymedias.

Quinto. Esto último, está más referido a la reunión del 10/7: propongo que la próxima reunión de Indymedia que se haga, no se realice en Buenos Aires. Creo que la merecen poco. Si no recuerdo mal, en la reunión en el MTD Const. del 10/7 eran sólo 7 cumpas de Capital, cuando se dijo que eran un colectivo de 15 compañeros. No fue ni la mitad. De La Plata (que somos 7 compañeros) fuimos 5, muy cagándonos de frío en el tren (fue el día más frío del año); incluso uno de nosotros (Damián) viajó desde la ciudad de Lobos, para asistir al encuentro, teniendo la mujer embarazada y con algunas complicaciones. También es meritorio lo de la gente de Rosario, que vinieron dos personas desde tan lejos.



Estas son tan sólo, algunas de las cosas que pienso y las quería compartir con todos ustedes, compañeros. Por eso me encargué de enviar una copia de este mail, a cada una de las casillas de correo de los cuatro Indymedias argentinos. Espero que esto aporte al debate, que sirva para que alguien me escriba, para saber también lo que piensa. Soy todo oídos.

Estoy pasando una etapa hermosa, donde miles de dudas me invaden el corazón. ¡Qué triste preso era con tantas certezas!

Un abrazo.



Respuesta a Rubén

Pluralidad en Indymedia

Estimado Rubén, te escribo personalmente luego de haber leído tu mensaje "Aportes para la Discusión en Indymedia (Gratamente Sorprendido) 01-05-05" en la lista Red Argentina. Quiero decirte que comparto plenamente tus conceptos y también leí el siguiente texto (Aportes para la Discusión en Indymedia (3) 15-04-05 Por una Indymedia Completamente Antiautoritaria), que también comparto.

Hace un par de días envié una opinión a la Red Argentina, que hasta ahora no tuvo circulación. Por eso es que te escribo personalmente ahora, para hacerte saber lo que pienso.

Desde los primeros días formé parte del colectivo Indymedia Santiago, hasta que me abrí de las reuniones (de las reuniones, no de Indymedia) un poco harto de dos cosas:

1) Un cierto "espíritu de grupo" que se ha formado, en donde se van perfilando ya las tendencias que siempre hacen naufragar los movimientos verdaderamente participativos: esto es, la fijación de "pautas", "códigos", "consensos", etcétera. La libertad, pues, al carajo. Por eso estoy de acuerdo con vos en que los editoriales deben tirarse a la mierda, y dar el paso a que sean los lectores quienes elijan qué artículos leer, sin manipulaciones de un par de tipos o minas autoritarios, que por lo general ni siquiera escriben bien.

2) Las presiones desde Indymedia Buenos Aires, que llenaron de tantas prevenciones al colectivo de Santiago (como un padre autoritario que finalmente logra un hijo cohibido) hasta hacerlo lo que es hoy: un grupo ideológicamente casi paralizado, que teme publicar algo porque no sabe si va ser "bien o mal" visto por los Indymedia Buenos Aires que con frecuencia agitan el látigo.

A mí ni me va ni me viene que se reúnan o no los que coordinan Indymedia ni sus chifladuras, me basta conque haya un espacio abierto para la publicación. Es que soy un periodista profesional (hecho profesional a la fuerza, ya que en realidad soy escritor, militante revolucionario desde los 18 años y tengo ahora 55) que casi nunca duró más de dos años en ningún diario por ese inveterado berretín de hacer o decir únicamente lo que veo claramente que está bien y no lo que le convenga a la empresa (o al Partido, aunque este se considere la crema de la revolución).

Por ello Indymedia me fascinó, desde que lo descubrí en el año 2000 creo. En ese entonces yo trabajaba en un diario de internet, Pantalla de Noticias, donde tenía bastante libertad, pero en Indymedia podría publicar absolutamente lo que se me diera la gana, y eso es lo verdaderamente revolucionario de esta red. Creo que las primeras publicaciones las hice en Indymedia USA, o España, la verdad es que no lo recuerdo bien.

Bueno, pero lo importante de lo que quería decirte está ya.

Te mando un saludo cordial, y si pudiera enviar este mismo mensaje a la lista Red Argentina lo haría, el tema es que no sé si el "moderador" le permitirá que circule.

Hasta pronto.



Julio



Report this post as:

LATEST COMMENTS ABOUT THIS ARTICLE
Listed below are the 10 latest comments of 29 posted about this article.
These comments are anonymously submitted by the website visitors.
TITLE AUTHOR DATE
Indymedia Argentina is controlled by sects xx Wednesday, May. 04, 2005 at 11:03 AM
siempre pasa okupa Saturday, May. 07, 2005 at 8:13 AM

Local News

Change Links September 2018 posted S02 10:22PM

More Scandals Rock Southern California Nuke Plant San Onofre A30 11:09PM

Site Outage Friday A30 3:49PM

Change Links August 2018 A14 1:56AM

Setback for Developer of SC Farm Land A12 11:09PM

More problems at Shutdown San Onofre Nuke J29 10:40PM

Change Links 2018 July posted J09 8:27PM

More Pix: "Families Belong Together," Pasadena J02 7:16PM

"Families Belong Together" March, Pasadena J02 7:08PM

Short Report on the Families Belong Together Protest in Los Angeles J30 11:26PM

Summer 2018 National Immigrant Solidarity Network News Alert! J11 6:58AM

Watch the Debate: Excluded Candidates for Governor of California M31 5:20AM

Change Links June 2018 posted M28 7:41AM

The Montrose Peace Vigil at 12 Years M22 8:01PM

Unity Archive Project M21 9:42AM

Dianne Feinstein's Promotion of War, Secret Animal Abuse, Military Profiteering, Censorshi M17 10:22PM

CA Senate Bill 1303 would require an independent coroner rather than being part of police M10 9:08PM

Three years after OC snitch scandal, no charges filed against sheriffs deputies M10 8:57PM

California police agencies violate Brown Act (open meetings) M02 8:31PM

Insane Company Wants To Send Nuke Plant Waste To New Mexico A29 11:47PM

Change Links May 2018 A27 8:40AM

Worker-Owned Car Wash on Vermont Closed A27 5:37AM

GUIDE TO REBEL CITY LOS ANGELES AVAILABLE A13 12:39AM

lausd whistle blower A11 6:58AM

Website Upgrade A10 10:02AM

Help KCET and UCLA identify 60s-70s Chicano images A04 8:02PM

UCLA Luskin: Casting Youth Justice in a Different Light A02 6:58PM

Change Links April 2018 A01 6:27PM

More Local News...

Other/Breaking News

Creative Destruction Hack Diamonds Windows/iOS/Android - Creative Destruction Generator S19 12:51AM

Abolir l'économie S18 11:18AM

The Dictatorship of Corporations S17 5:26PM

18 Lethal Consequences Of Hunting S17 3:13PM

Paraphysique de l'outplacement déontologue S15 6:51AM

Creative Destruction Hack Mod Generator S15 3:49AM

Shopping du bashing S14 8:42AM

After Lehman Brothers, Experts Say Global Financial Crisis Can Happen Again S13 8:28PM

“Animaniacs in Concert!” Starring Voice Legend Rob Paulsen S12 9:30PM

Probabilités de fin d'humanité S12 6:49AM

Florida Area of Migrant Farmworkers Denied Right to Construct Health Clinic near NaplesCIW S11 2:57AM

Propagande de virus, virus de propagande S10 7:34AM

Steer clear of work morality! S09 12:10PM

Sweatshop Lodge Ceremony Continues in US Fed Prisons Led by Inmates S08 6:17PM

Paraphysique de l'origami S08 7:11AM

The Shortwave Report 09/07/18 Listen Globally! S06 11:23PM

August 2018 Honduras Coup update S06 12:28PM

Du réussissement putréfié S06 10:55AM

Brett Kavanaugh Filled The 5th Circuit With Execution Judges S06 6:14AM

Log S06 4:25AM

Augusta Georgia Woman Gets 5 Year Prison Sentence for Writing About Russians Crime Acts S05 8:29AM

Paraphysique de contextualité S05 8:29AM

Crisis Regulation in Global Capitalism S03 3:39PM

Ex-voto de réification S03 10:24AM

Please Oppose Warmonger, Execution and Torture Supporting Bush Operative Brett Kavanaugh A31 10:45PM

Paraphysique d'exploitation occultation A31 10:24PM

Ryan Zinke Is Charging Taxpayers For A Trophy Hunters' Council A31 2:10PM

Is the Financial Crash 2.0 Coming? A31 10:07AM

More Breaking News...
© 2000-2018 Los Angeles Independent Media Center. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by the Los Angeles Independent Media Center. Running sf-active v0.9.4 Disclaimer | Privacy